Press "Enter" to skip to content

Relación entre Pobreza y Desertificación

Escrito por Araceli C. Parraguez Macaya. Ingeniera Civil, Universidad Técnica Federico Santa María.

Artículo escrito para cierre del Proyecto FUDESO Curso ODS 2018 – Chile.

 

Introducción
En el presente ensayo se aborda la relación entre el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo, y uno de sus factores causales y/o consecuencias: La desertificación y degradación de tierras.

La pobreza es un fenómeno social que ha estado arraigado en la historia de la humanidad desde sus orígenes, es por esto que no se puede atribuir a un único origen, sino que es una respuesta a variados factores culturales, éticos, políticos e incluso medioambientales.

En el caso de los factores medioambientales, una silenciosa causa y a su vez consecuencia de la pobreza podría atribuirse al empobrecimiento e infertilidad de tierras, afectando directamente a todas aquellas personas de sectores rurales que tienen como sustento económico la agricultura y ganadería.

Qué tan estrechamente relacionadas se encuentran estas temáticas y cuál precede a cuál, es lo que se pretende responder en el desarrollo de este documento, ampliando la mirada hacia el significado de pobreza y entendiéndola como parte inseparable de las otras problemáticas que enfrenta la humanidad.

Definiciones

La Pobreza: el primer síntoma de las patologías humanas
La pobreza se define como una forma de vida que aparece cuando las personas carecen de  los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas. Esta condición se caracteriza por deficiencias en la alimentación, por falta de acceso a asistencia sanitaria y a la educación,y por no poseer una vivienda que reúna los requisitos básicos para desarrollarse correctamente (Pérez Porto & Gardey,2009).

La pobreza es la primera temática que abordan los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), y fue también la primera de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM). Esto no es una mera coincidencia, sino que habla de cuál es el síntoma mundial que más urgente y directamente aqueja a la humanidad y de cómo a partir de éste se comienzan a diagnosticar un sin fin de causalidades y de factores que lo preceden.

El primero de los ODM buscó disminuir a la mitad la pobreza registrada en 1990 para el 2015, lográndolo en 2010, cinco años antes del plazo previsto.Sin embargo, aún más de 800 millones se encuentran en situación de extrema pobreza y muchos carecen de acceso a alimentos, agua potable y saneamiento adecuados. Es por esto que la primera meta en este tema es erradicar la pobreza extrema para todas las personas en el mundo, actualmente medida por un ingreso por persona inferior aUS$1,9.

En el caso de Chile, la meta se ve factible, pues en base a los datos del 2015 la proporción de la población que vive por debajo del umbral de la pobreza extrema es de 0,3%, proporción que se mantiene si miramos solamente la zona urbana, pero que aumenta a un 0.6% para la zona rural (Ministerio de Desarrollo Social, 2015). Estas mediciones consideraron US$1.25 de ingreso al día por persona. Al considerar un umbral de US$1.9, el cual corresponde al umbral internacional, la cifra asciende a 1.3% y si se considera el nuevo parámetro propuesto por el banco central de US$5,5 por día se alcanza un 10,1% (Banco Mundial,2017).

Figura 1:Porcentaje de pobreza en los diferentes países según umbral de pobreza (Banco Mundial, 2017).
Figura 1:Porcentaje de pobreza en los diferentes países según umbral de pobreza (Banco Mundial, 2017).

Si bien, el compromiso mundial para combatir la pobreza ha dado frutos, la cantidad de personas que viven en esta condición es aún muy elevada y puede seguir creciendo, pues considerando el rápido crecimiento población a nivel mundial, la tasa de disminución de la pobreza podría no ser suficiente para erradicarla en 2030.

Para combatir la pobreza es imperante analizar todos los factores involucrados en su origen y permanencia. Gracias a una percepción más integral de las problemáticas mundiales, los factores medioambientales, que anteriormente podrían haberse visto ajenos a esta temática, hoy en día no pueden quedar excluidos. La sanación de uno contribuirá a la sanación del otro.

Desertificación: Se empobrece la tierra
La desertificación consiste en la degradación de las tierras áridas, semiáridas y zonas subhúmedas secas y es causada principalmente por variaciones climáticas y actividades humanas tales como el cultivo y el pastoreo excesivo, la deforestación y la falta de riego (Observatorio Medio Ambiente). Es por esto, que el desarrollo económico del sector agricultor y ganadero se asocia a un agotamiento de las tierras, provocando por una parte pérdidas económicas, y por otro el colapso de los ecosistemas. En el caso de Chile, ya se pueden observar los efectos de la desertificación con una disminución del 32% de la productividad agrícola en menos de 10 años (Castro, 2012).

Análisis argumentativo ¿Tierra pobre igual a gente pobre?
La pobreza en las zonas rurales, que es donde se realiza el uso productivo de la tierra por medio de la agricultura y ganadería, registra los índices de pobreza más altos.

En el siguiente gráfico se puede observar la diferencia en el porcentaje de pobreza en la zona urbana y rural para el caso de Chile.

Figura 2:Comparación entre la pobreza urbana y rural (CASEN, 2015).
Figura 2: Comparación entre la pobreza urbana y rural (CASEN, 2015).

La pobreza rural está principalmente asociada al menor acceso a la información y a los activos productivos de los pequeños agricultores, a la falta de empleo sustituto y a la distribución desigual de la tierra productiva. Este último punto se relaciona estrechamente con el agotamiento y desertificación de la tierra, ya que los campesinos más pobres sobreexplotan los escasos recursos que poseen. Una prueba de esto, es la carga animal de caprinos de los distintos grupos campesinos. Este animal resulta una buena inversión dado su bajo costo y su eficiente transformación de pasto a carne, sin embargo puede provocar serios problemas de erosión, ya que para alimentarse consume toda la capa vegetal. Pese a esto, se observa que los campesinos con menor cantidad de tierras, tienen una mayor densidad poblacional de este animal.

Como se observa en el gráfico de la Figura 3, en el nordeste de Brasil (Piauí), las unidades productivas de menos de cinco hectáreas, tienen 3,6 veces más caprinos que las explotaciones de 5 a 10 hectáreas. Situaciones similares y peores se ven en la provincia de Catamarca, Argentina y la IV Región de Chile (Morales, 2005).

Figura 3: Promedio de cabezas de caprino por hectárea, según tamaño de explotaciones (Morales, 2005).
Figura 3: Promedio de cabezas de caprino por hectárea, según tamaño de explotaciones (Morales, 2005).

Figura 3: Promedio de cabezas de caprino por hectárea, según tamaño de explotaciones (Morales, 2005).

En el caso de la IV Región de Coquimbo en Chile, y visto directamente desde el nivel de ingresos, los productores de menores ingresos poseen en promedio más cabezas de ganado caprino por productor, pues los productores cuyos ingresos son inferiores a la línea de pobreza disponen en promedio de 18,8 animales cada uno, mientras que los productores con ingresos superiores a la línea de pobreza solo poseen un promedio de 11,7 animales por productor (Morales, 2005).

Estos factores en conjunto con otros,como la escasez de agua y el cambio climático, han llevado a Chile a presentar un riesgo de degradación de alrededor del 79%, ya sea en categoría leve, moderada o grave. En el caso de la desertificación casi el 22% del territorio nacional se ve afectado en alguna de las categorías ya mencionadas. En cuanto a la superficie nacional afectada por sequía en grado leve,moderado o grave, esta alcanza el 72% (Universidad de Chile,2016).

La estrecha relación entre pobreza y desertificación se puede ejemplificar con el caso de la ya mencionada Región de Coquimbo. Por una parte el índice de pobreza está por sobre la media nacional con un 13.8% siendo la media un 11.7% (CASEN, 2015), mientras que su grado de erosión es el más alto del país con un 84% de sus suelos erosionadas, 65,3 % de ellos en categorías severa y muy severa, lo que significa 2,9 millones de hectáreas con riesgo de erosión (CIREN,2010).

Ante una situación de desertificación los pequeños agricultores ven afectada su calidad de vida ya que sufren una disminución en su producción, lo que puede llevarles a aumentar su carga laboral, incrementando el esfuerzo físico y cantidad de horas de trabajo;o,más drásticamente, a buscar otras fuentes de ingreso, obligándolos a migrar hacia las ciudades. Esto ocurre principalmente en la población joven que va en busca de nuevas oportunidades, pero que finalmente también contribuye, en el largo plazo, al aumento de la urbanización y por lo tanto de la desertificación.

Interrelación entre la lucha contra la pobreza y los otros ODS
Es importante hacer hincapié, en que todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible se encuentran de una u otra forma conectados, y de que la manera actual para abordarlos y alcanzarlos de manera exitosa para el 2030 es encontrando sus relaciones.

Se ha descrito a la pobreza como el síntoma de una patología social, por lo que para su solución se debe observar los temas directos e indirectos que la originan. Entre sus diagnósticos, se encuentra el tema medioambiental descrito en este ensayo: la desertificación, el cual a su vez se plantea en el ODS 15: Vida de ecosistemas terrestres.

Además se puede mencionar dentro de otros diagnósticos que están estrechamente relacionados a la pobreza los ODS 2: Hambre Cero, ODS 10: Reducción de las desigualdades y ODS 12: Producción y consumo responsables; pues, resulta paradójica la existencia de la pobreza en medio de la abundancia. Mientras, según la ONU, la población mundial hasta el 2017 se estima en 7.5 mil millones, actualmente en el planeta se cultivan alimentos suficientes para 10 mil millones de personas (Holt-Giménez, Shattuck, Altieri, Hans, & Gliessman, 2012). Esto muestra un claro problema en la distribución y aprovechamiento de los recursos.

Por otro lado, ciertos ODS están más relacionados como consecuencia de la pobreza, que como causalidad. Los ODS 3: Salud y bienestar, ODS 4: Educación de Calidad y ODS 5: Agua limpia y Saneamiento, aún no se pueden garantizar debido a múltiples factores y entre ellos a las carencias económicas de algunos sectores de la población mundial.

Conclusiones y recomendaciones
La pobreza es una epidemia que debe combatirse observando cada uno de sus gatillantes, pues no se trata simplemente de una escasez monetaria. En este ensayo se argumentó respecto a la desertificación como causante y a su vez consecuencia de la pobreza, ya que la premisa apunta a que las tierras empobrecidas traerán como consecuencia mayores índices de pobreza y viceversa.

Poniendo el foco el Chile, y sin necesidad de tener mayor información, se puede intuir desde las alzas desmedidas de ciertos productos vegetales que algo está sucediendo en la producción de los campos chilenos. Esta situación que afecta de manera incauta a la población, está afectando de manera mucho más profunda a quienes tienen a la agricultura como su sustento económico. La agricultura en el país no está siendo lo suficientemente sustentable, y está dejando marginados a ciertos grupos pobres de la población.

Las medidas en contra del avance de la desertificación no son suficientes para detenerla, por lo que es fundamental informar respecto a la importancia medioambiental y social que tiene. La desertificación no es sólo un problema para la ecología, sino que se está transformando en un lamentable problema social, pues hoy en día la relación entre los fenómenos medioambientales y las problemáticas sociales se están evidenciando cada vez más dada la magnitud que están alcanzando. Es por esto que no se pueden tomar sólo medidas paliativas, sino que es sustancial provocar un cambio profundo en la población que se encuentre directa e indirectamente afectada, pues el mayor responsable de la desertificación es el ser humano.

Trabajos citados

  • Banco Mundial. (2017).http://www.bbc.com/mundo/noticias-41836227.
  • CASEN. (2015).Porcentaje de hogares en situación de pobreza por ingresos o multidimensional por zona urbana y rural. Castro. (2012). La desertificación en Chile.
  • CIREN. (2010).Determinación de la Erosión Potencial y Actual de Territorio de Chile.
  • Holt-Giménez, E., Shattuck, A., Altieri, M., Hans, H., & Gliessman, S. (2012). We Already Grow Enough Food for 10 Billion People … and Still Can’t End Hunger.Sustainable Agriculture, 595–598.
  • Ministerio de Desarrollo Social, S. T. (2015). www.chileagenda2030.gob.cl.
  • Osorio, M. I., & Oyarce, N. (2010). Análisis socioeconómico de la desertificación en la región de Coquimbo.
  • Revista Interamericana de Ambiente y Turismo, 45-52.
  • Pérez Porto, J., & Gardey, A. (2009).Definición de pobreza.
  • Universidad de Chile. (2016).Informe País Estado del Medio Ambiente en Chile comparación 1999-2015.
  • Morales, C. (2005). Pobreza, desertificación y degradación de los recursos naturales. En Pobreza,desertificación y degradación de tierras(págs. 25-58). Santiago de Chile: CEPAL.
    Observatorio Medio Ambiente. (s.f.).
    http://observatorio.medioambiente.gloobal.net/Sensibilizaci%C3%B3n/Problem%C3%
    A1tica%20ambiental/Desertizaci%C3%B3n/Definici%C3%B3n/.